domingo, 29 de agosto de 2010

La erupción de un volcán obliga a evacuar a 12.000 personas en Sumatra

El volcán Sinabung, situado al norte de la isla indonesia de Sumatra. EFELa erupción del volcán Sinabung, situado al norte de la isla de Sumatra, ha obligado a evacuar a unas 12.000 personas de las localidades cercanas. El volcán, de 2.451 de altitud, ha entrado en erupción a medianoche y ha lanzado una columna de humo y ceniza de cerca de 1.500 metros de altitud y ha arrojado lava que ha afectado a zonas boscosas y campos agrícolas cercanos, según ha indicado el centro de vulcanología indonesio. Es la primera vez que proyecta lava y cenizas desde hace 400 años. Las autoridades indonesias han declarado la alerta volcánica máxima.

La actividad del volcán, situado al suroeste de Medan, la principal ciudad de Sumatra, empezó a percibirse el viernes y ha disminuido poco después de una erupción que no ha causado grandes daños, según el centro. La oficina de protección civil envió a la zona del volcán, situado a unos 1.300 kilómetros al noroeste de Yakarta, docenas de camiones, autocares y ambulancias, para evacuar a los residentes. Los cerca de 10.000 evacuados se encuentran alojados en edificios gubernamentales o centros religiosos de poblaciones cercanas.

El volcán lleva rugiendo desde hace días y estuvo escupiendo ceniza durante todo el sábado, pero no se elevaron los niveles de alerta. Algunos habitantes de localidades cercanas han señalado que la erupción les ha cogido por sorpresa. El total de evacuados asciende a 12.000, según ha indicado Priyadi Kardono, de la Agencia Nacional de Gestión de Desastres.

El nivel de alarma se elevó al de alerta roja porque la situación era "muy peligrosa", según ha indicado Kardono, jefe del centro nacional de alerta de desastres volcánicos. "Al principio pensamos que la ceniza y el humo fueron desencadenados por la lluvia, pero ahora sabemos que la presión se debía al magma", ha añadido. Algunos de los habitantes han relatado los estragos de la ceniza y piedras proyectadas por el volcán.

La última vez que entró en erupción fue hace unos 400 años, según el centro de vulcanología. Indonesia se se asienta sobre el llamado Anillo de Fuego del Pacífico, un área de gran actividad sísmica y volcánica, y alberga más de 400 volcanes, de los que al menos 129 continúan activos y 65 están calificados como peligrosos.

sábado, 21 de agosto de 2010

Un seísmo de gran magnitud en California está cada vez más cerca

Un seísmo de gran magnitud en California está cada vez más cerca. EFEDebido a que los seísmos en la falla de San Andrés son más comunes de lo que se creía, las probabilidades de que suceda uno mayor son cada vez más altas, según un estudio.

Estadísticamente, indicó el informe, el "Gran Terremoto" del sur de California debería haber ocurrido, ya que el último de gran magnitud se registró en 1857, cuando su tiempo promedio es de entre 41 a 88 años.

Por esto es importante crear conciencia sobre los riesgos que implica un fenómeno natural cuyas probabilidades de producirse son grandes, sostuvo el estudio publicado en la revista científica "Geology" por investigadores de la Universidad de California Irvine y la Universidad Estatal de Arizona.

En su informe, los científicos indican que el tiempo promedio entre los últimos seis terremotos que fracturaron la Falla de San Andrés ha sido significativamente menor que los 153 años ocurridos desde el último gran seísmo en el área, lo que sugiere que otro de gran magnitud se acerca.

"Ese tiempo promedio es también significativamente menor que los promedios reportados en relación son seísmos prehistóricos en la falla y significativamente menor que el promedio de 235 años utilizado en evaluaciones sísmicas recientes", afirmaron los científicos Sinan O. Akçiz, Lisa Grant Ludwig, J. Ramón Arrowsmith, y Olaf Zielke.

El equipo busca entender la cronología de ocurrencia de seísmos en la región al hacer un análisis de los seis más recientes terremotos que fracturaron la falla de San Andrés en la Planicie de Carrizo.

Utilizando técnicas de radiocarbono, los investigadores analizaron los movimientos telúricos ocurridos en los períodos que se remontan incluso hasta el año 1360.

El trabajo busca contribuir a una de las metas incumplidas, pero que se ha perseguido por largo tiempo en la ciencia, de desarrollar modelos de predicción de terremotos que permitan reducir las graves pérdidas humanas.

El terremoto de 1857 en California quebró la Falla de San Andrés en una extensión de cerca de 225 millas (362 kilómetros), con una magnitud de 7.9, comparable a la del terremoto de San Francisco de 1906.

Afortunadamente, los mayores daños en 1857 se dieron en la extensión escasamente poblada de Fort Tejón, y con solo dos muertes registradas, pero la situación podría ser mucho peor en la California de nuestros días.

La ausencia de terremotos desde principios del siglo veinte en esta área, una de las más intensamente estudiadas en el mundo, sugiere que los siguientes movimientos telúricos pueden estar caracterizados por seísmos similares al de Fort Tejón.

Los científicos basaron sus análisis en 33 muestras de carbono, recolectadas durante los años pasados en la Planicie Carrizo, ubicada a cerca de 100 millas del noroeste de Los Ángeles.

Otro estudio, dado a conocer el miércoles pasado, recreó los efectos del esperado "Gran Seísmo" que con una magnitud 8 en la escala de Richter sobre la falla de San Andrés afectaría a cerca de 25 millones de personas en el área del sur de California.

Los investigadores consideraron probable que el seísmo afecte la sección sur de la falla, que se extiende desde Fresno, en el norte de California, hasta Yuma, Arizona, y Ensenada, en México.

En este nuevo estudio, los científicos de la Universidad de California San Diego, la Universidad Estatal de San Diego y la Universidad Estatal de Ohio completaron la mayor simulación jamás hecha con computadoras sobre un movimiento telúrico.

Esta investigación fue seleccionada como finalista del premio Gordon Bell, que se otorga anualmente a logros destacados en aplicaciones que utilizan sistemas computarizados de alto poder, y será otorgado durante la Conferencia de Supercomputación que se efectuará del 13 al 19 de noviembre en Nueva Orleans.

Kim Olsen, profesor de ciencias geológicas por la Universidad Estatal de San Diego, hizo notar que los rascacielos son más susceptibles a movimientos de baja frecuencia, tipo montaña rusa, mientras que las estructuras de menor tamaño sufren más daño por las sacudidas de alta frecuencia que se experimentan como una serie de sacudidas repentinas.

"Nuestra simulación es uno de muchos escenarios posibles, pero nos han ayudado a ver cosas que nos eran invisibles. Nuestro trabajo se concentrará ahora en tratar de entender los efectos en los rascacielos de Los Angeles", dijo Olsen.

La simulación asumió que el terremoto tendrá una duración de seis minutos y afectará un área rectangular de cerca de 500 millas (804 kilómetros) de largo por 250 millas de ancho y 50 millas de profundidad.

El estudio utilizó un récord de núcleos de CPU de computadora, con más de 223.000 de ellos trabajando en un período de 24 horas en la Supercomputadora Jaguar Cray XT5 del Laboratorio Nacional Oak Ridge en Tennessee.

"Esta simulación representa un logro en sismología tanto en términos de tamaño y escalabilidad computacional. Es la mayor y más detallada simulación de un terremoto mayor, abriendo nuevo territorio para la reducción de pérdidas potenciales de vida y propiedad", dijo Yifeng Cui, científico de la Universidad Estatal de San Diego.

La simulación, financiada con fondos de la Fundación Nacional para la Ciencia, involucra a supercomputadoras operando al nivel de petaescala, que significa cálculos de más de un cuatrillón de operaciones de punto flotante, o cálculos, por segundo.

EFE

viernes, 13 de agosto de 2010

En alerta por la 'superbacteria'

La bacteria 'E. coli', una de las afectadas por el gen resistente. El MundoEl hallazgo del gen NDM-1, una mutación que hace a las bacterias que lo portan resistentes a un gran número de antibióticos, ha puesto en alerta a las autoridades sanitarias. Tras la publicación en la revista 'The Lancet Infectious Diseases' de varios casos de pacientes en el Reino Unido que, tras regresar de la India y Paquistán, tenían estas bacterias resistentes en sus organismos, la Sociedad Europea de Microbiología Clínica y Enfermedades Infecciosas (ESCMID) ha lanzado un comunicado que alerta del peligro de "que se propaguen rápidamente por Europa".

"El estudio del profesor Timothy Walsh sobre la llegada de estas bacterias súper resistentes da una idea del tamaño del problema al que nos enfrentamos", indica Giuseppe Cornaglia, presidente del ESCMID.

"En Europa hemos estado monitorizando e informando de la aparición de bacterias similares, resistentes a los antibióticos más poderosos, durante la última década, desde que se dectetara la primera en Verona (Italia). Las experiencias de este país, junto con las de Grecia e Israel, que también han reportado casos, muestran que estamos ante una amenaza de salud pública y que si no tenemos planes para hacerla frente puede minar todo el sistema sanitario", añade.

Esta Sociedad Europea reconoce que "es muy posible que no tengamos antibióticos para tratar las nuevas infecciones causadas por estas bacterias al menos en los próximos 10 años, por lo que es esencial que la comunidad médica y sanitaria haga todo los esfuerzos posibles por controlar la propagación de estos patógenos".

"Tenemos que mejorar el sistema de vigilancia de estas bacterias y encontrar estrategias que las controlen, ya que no podemos seguir confiando sólo en los antibióticos", declara el profesor Cornaglia. El ESCMID cuenta con más de 33.000 microbiólogos y especialistas europeos en enfermedades infecciosas.

Mientras tanto, la prensa estadounidense también se hace eco de esta nueva alteración genética, ya que ha sido detectada en ciudadanos del país. Y en el Reino Unido, donde han descubierto el gen, las reacciones no se han hecho esperar. Un artículo publicado en 'The Guardian' critica que las farmacéuticas invierten poco en la investigación y el desarrollo de nuevos antibióticos, porque a diferencia de otros fármacos, éstos no se usan para toda la vida sino para momentos puntuales y, además, porque con el desarrollo de resistencias, al cabo del tiempo dejarán de ser útiles.

Sin embargo, advierten del peligro que esto entraña. Sin antibióticos eficaces no se podrán realizar trasplantes -ya que el debilitado sistema inmune de estos pacientes no podrían hacer frente a las infecciones-; operar la apendicitis se convertirá en una cirugía de riesgo y la neumonía y la tuberculosis serán enfermedades peligrosas.

ELMUNDO.es